Anacaona

Anacaona

Anacaona, heroica Reina,
Anacaona, brilla aún tu gloria.

Hubo una mujer muy bella,
cuenta así la historia,
llamada Anacaona,
noble, valiente guerrera.

Cuando a esa Flor de Oro,
la deseó el invasor,
con amistad y amor,
quiso ella responder a esa sed
de riqueza y poder.

Tu río, tesoro y sol,
todo te fue deseado,
todo ha sido vejado,
no está más ya tu valor.

Fue Ovando y su bando,
con sus perros, fuego, caballos,
los que fueron desangrando,
a tu pueblo amado,
con tus hijos cual niños,
que solo querían amar.

Y clavaste en tu corazón la daga,
de la castidad, libertad y honor,
reina heroica hasta hoy se aclama,
tu triunfo sobre el español.

Tributo también a Caonabo,
Tu heroico esposo guerrero,
Por tu enemigo traicionado,
Grande sea vuestro recuerdo.

__________________________________

Donde hubo una flor,
Clavaron un puñal,
Donde brilló el oro,
Quedó la sangre de un niño.
Arrepiéntete europeo,
De tanto crimen cometido,
De tanto loco deseo,

Llegaste a un paraíso,
Mas tu sed por el oro,
Eclipsó toda bella ,
Y solo dejaste el lodo,
De tu diabólica cultura.