Significado del Maha Mantra

Significado del Maha Mantra Hare Krishna
basado en el libro Bhajan Rahasya de Srila Bhaktivinoda Thakur

Hare Krsna,
Vence la ignorancia y da fe, en el Santo Nama;
Hare Krsna,
El Nombre es potente y limpia, junto al mahatma;
Krsna Krsna,
Es sadhu-sanga y nistha, en todo momento;
Hare Hare,
bhakti rendido y el canto, con sentimiento.

Hare Rama,
El deseo de seva, con recuerdo del Nama;
Hare Rama,
Deja uno el mundo, gustando a Madhava;
Rama Rama,
Madhurya y Radha-asraya, en vipralambha;
Hare Hare,
Lleva a la gran meta, sirviendo en gopi-bhava.

Janmastami

Janmastami
Srila Bv Atulananda Acharya Maharaj

Madre Tierra sufría mucho,
porque era mucho el abuso,
de los reyes gobernantes,
una manga de atorrantes.

Tomó ella forma de vaca,
y partió en su aflicción,
donde Brahma a quien relata,
la causa de su dolor.

Fueron donde Maha Visnu
y entró Brahma en meditación,
Le contó todo allí mismo
y los consoló el Señor:

Vayan pronto a la tierra,
Siva, tú, los otros devas,
les quitaré la carga,
respondo a sus plegarias.

Les quitaré la carga,
llevo el loto y Mis armas,
les quitaré la carga,
iré con Mis parsadas.

Entretanto en la tierra,
se casan Devaki y Vasudeva,
Kamsa, el rey, lleva las riendas,
y una voz se oyó, atiendan:

Kamsa, necio, oh gran demonio,
llevas la carroza de matrimonio,
pero has de morir en manos
de Krsna, el hijo octavo!…

Toma a Devaki por el cabello,
la tira muy fuerte al suelo,
y sin pensar en nada,
desenvaina su espada.

Vasudeva interviene:
¿Oh Kamsa a la muerte temes?
A cada paso, sabemos,
que más cerca la tenemos.

Nada, además, te hará Devaki,
en su boda no la mates,
traeré cada hijo que tenga,
y haz con él como convengas.

Le trajo al hijo primero,
mas lo devolvió diciendo:
El no me hará nada malo,
llévalo, no he de matarlo.

Vino entonces Narada,
para que Krsna bajara
le dijo a Kamsa: “ya los devas
han nacido en la tierra,
y como hijo de Vasudeva,
vendrá Krsna a matarte
está por ello atento,
debes mucho ya cuidarte…”

A Devaki y Vasudeva,
encerró, puso cadenas,
seis hijos le mató a ella
y ahora esperaba a Baladeva

Pasó al vientre de Rohini,
para evitar otro crimen,
y ahora esperaba a Sri Krsna,
qué linda, linda, se veía…

Kamsa al verla ya sospecha,
grande, grande es su belleza:
Al nacer Lo mataré,
como hice a los otros seis.

Nació Visnu en buena hora,
Lo lleva Su padre a Vrndavan,
Lo deja junto a Yasoda,
y trae a Yoga-maya.

“No la mates”, le dice a Kamsa,
su hermana Devaki,
“Con tu hijo podrá casarse,
ya mucho mal me causas”.

La tira Kamsa al suelo,
mas se eleva ella al cielo,
con diez brazos armados,
le dice al rey malvado:

“Krsna vendrá a matarte,
por tanto mal que haces,
no tortures a tu hermana,
no tardes en liberarla…”

Kamsa, entonces, temeroso,
le pidió a ellos perdón,
de inmediato esos devotos,
le tuvieron compasión.

Ay, qué grande, qué grande,
es el corazón,
de esos seres adorables,
los devotos del Señor.

Y así Visnu nació en Mathura,
y Krsna lo hizo en Vrndavan;
para aliviar al alma pura,
viene el Señor y la salva.

Al perderse la religión,
Krsna la restablece,
ven, ven pronto Señor,
ven, salva a toda la gente.

Ay qué gran bendición,
es saber de Krsna hermano,
y un día como hoy,
celebrar Su aniversario.

Vino Krsna y mató,
a muchos demonios,
que limpie mi corazón,
Le ruego de igual modo.

A Putana el falso guru,
que entrega sólo veneno,
la mató sin apuro,
y así ya empezó lo bueno.

Krsna, Krsna nos bendiga,
nos lleve por buen camino,
ilumine nuestras vidas,
hasta Su reino divino.

Sri Caura-agraganya-purusa-astakam

Sri Caura-agraganya-purusa-astakam
Bilvamangala das Thakur

Al placer de Vraja que mantequilla roba,

Al que a las gopis sus ropas roba

Que de muchas vidas los pecados roba

A ese rey de ladrones, mi alma adora

 

Al que el corazón de Sri Radhika roba

Al que el lustre oscuro de la nube roba

Que del amparado a Sus pies, sus males roba

A ese rey de ladrones, mi alma adora

 

Al que acude a Sus pies deja sin posesión

Los vuelve mendigos errantes, sin techo

¡Oh, en verdad de tan temible ladrón,

no se vio, ni escuchó, en el universo!

 

El simple hecho de cantar Su nombre

Quita un sinfín, montañas de pecados

De otro ladrón tan bello, que así asombre

No han visto mis ojos ni he escuchado

 

Mi riqueza, mente, mis sentidos,

Mi honor y vida, ¡todo me has quitado!

¿Pero adónde huirás ahora, ¡gran bandido!,

que con bhakti firmemente Te he atado?

 

Cortas el temible lazo de Yama,

Cortas los nudos de la vida mundana,

Cortas esos nudos que a todos atan,

Mas no ese de amor hecho por Tus bhaktas

 

En mi corazón, oscuro y en tormento,

Cárcel dolorosa, ¡Te he confinado!

¡Te atrapé, ladrón! ¡Hari!, y por largo tiempo,

¡por Tus roberías serás castigado!

 

Mora siempre en la cárcel de mi interior,

Por la fuerte amarra de mi amor atado

¡Oh, Krsna!, ¡kotis de eras Te asiré en mi corazón!

¡Ah, ladrón de todo!, ¡nunca serás liberado!