Poemas

Poemas Insurgentes

Off 422
2-60

Arte imagen: Jiva das (Argentina)

Bueno, llegó la hora en que debemos
enterrar las manos en el barro de la tierra
Volvió la hora en que el carro del sol
debe ser saludado cada mañana
En que se agradecerá a la luna por su plateada leche,
Con que nutre a los vegetales y la mente de los hombres

 

Bueno, ya es hora de agradecer al dios del viento y al de las lluvias
Llega el momento de sentir el latido estelar inmenso del mundo
Llega el momento de bajar la cruz mortal y abrir el pensamiento

Llega el momento de la hermandad en la verdad y en el alma
Llega el momento de pedir perdón y de clamar por el gran Padre,
Por el Abuelo, por el Amado de todos los pueblos,
Wiracocha, Futa chao, Yahve, Alá, Krsna

Llega el momento de despertar, de clamar, de luchar por el espíritu
Está demasiado sofocada la Verdad en el alma de los hombres
Se ha llenado todo de un inmenso vacío
Se camina por la noche de los placeres bajos
No se busca lo que no puede comprar el dinero

Llega el momento de volverse hombre, de volverse guerrero
De mantener la vigilia hasta alcanzar la conciencia suprema
Tenemos que luchar para dejar este reino animal y adentrarnos en lo divino
Para ello debe estar atenta tu oración y tu dominio

————————————————————————————————————
Mantente libre, hombre, mantente libre
La sociedad enemiga te lanza cadenas
Te sujeta a las vitrinas, a los mercados inútiles e inmundos
Te idiotiza con su morfina anónima

Llevas el poder, llevas el saber en tus entrañas
Te paseas en medio del barrial lleno de riquezas
¡Infame!, no has querido escarbar los tesoros de tu destino bendito
Cortaste tus alas para seguir como un cerdo
Hay que luchar, hombre, ¡hasta que la muerte y el dolor sean vencidos!

————————————————————————————————————

El dulce Krsna tocó Su flauta y encantó a los mundos
Y esos mundos flotaron en la gravidez de Su música
Y los que oyeron esa música se embelezaron de Verdad y de danza
Y esa danza fue el movimiento indómito de los libres
Y esos libres llenaron la tierra de compasión y de cantos
Y esos cantos pasaron de boca en boca por los sabios de distintos pueblos
Y esos sabios y esos pueblos un día se descubrirán como hermanos
¡Oh, hermanos! ¡Cuánto anhelo yo ese día!

————————————————————————————————————-

Hay que ir más hondo que el sol y que el espacio
Hay que traspasar el día, la noche y la mente con su pensamiento
Hay que ir más hondo que el océano y más lejos que el viento
Hay que ir más arriba, por encima de los dioses
Hay que llegar a lo más alto en tu desgastado trayecto
¡Hay que alzarse hasta atender los recreos del Supremo!

—————————————————————————————————————–
Este es el canto de los vencidos,
El canto de los que murieron ante los acorazados
Eran grandes guerreros de gran temple
Pero parece que tenían que irse
Tenían que dejar la tierra para la basura que venía
Aquí se quedaron unos celebrando su borracha victoria
Mientras los vencidos dejaron aquí su carne y su sangre
Dejaron sus cantos y sus oraciones a los paisajes y a la tierra
Dejaron sus (sentires) profundos y sencillos
Su conciencia cósmica y la caricia de nuestra madre
Y con sus espíritus se fueron muy alto al cielo de los valientes

—————————————————————————————————————–
Y aquí se quedaron los vencedores
Y ellos siguieron matando
Mataron al indio hospitalario
Mataron a los búfalos, los ríos, los lagos,
Mataron los cantos, el silbido del viento,
Las auroras,
Mataron el latir de la tierra y le pusieron precio y le talaron los árboles
Eran los vencedores
Eran los civilizados
Con sus hordas de ambiciones y de sueños
Ahora nadie los quiere
Ahora las ciudades están llenas de abuso y de miedo
Y se paga caro por una flor en el campo

—————————————————————————————————————-
Y se subió el guerrero en su caballo
Después del último abrazo en silencio
Y se fue corriendo por la tierra mojada de lluvia
Con el frío de la noche a enfrentar la muerte
Que vino navegando por los mares

Y eran blancos y tenían caballos y hierros
Y venían no como amigos
Sino con el deseo de la conquista
Y yo me siento tan avergonzado de estos hechos por los tantos crímenes
cometidos
Que quiero desenterrar la raíz y decirles: miren,
¡Nos nutre una misma aorta de vida!

———————————————————————————————————-

Lo supieron todos los pueblos del mundo
Los que tuvieron un sentir por la naturaleza
Ellos supieron de los dioses de los ríos y de los cerros
Ellos sabían de muchas cosas superiores
Pero Kali crece como la sombra de la tarde
Hasta que la religión y el saber se llena de comercio
Y ahí se multiplican las razas y los credos
Y se ahonda el odio en el corazón de los hombres

___________________________________________________

La educación ya no educa, sólo pervierte
No nutre de néctar al corazón anémico
En verdad lo ha vuelto un órgano como un inútil apéndice
Que más vale extirparlo para sanar las angustias
La educación ya no educa porque el maestro no siente
Quiere seguir conquistando como el guerrero borracho tras botines sucios
Ha despreciado el espíritu para adorar el fósil
Ha abrazado el átomo desechando la conciencia

La educación ya no educa porque se queda en el plano de la muerte
Inconsciente, indolente ante el gran peligro mortal del mundo
Nutre el orgullo de los que buscan ser pudientes y poderosos
Incluso en los asramas hay esta sed de poder y de conocimiento,
De influencias y de siddhis
Pero el bhakta sencillo y santo, que ama la dulce sabiduría del corazón puro
Huye de esa universidad prepotente y jactanciosa
Impúdica y grosera
Que inclina al hombre por los insanos abusos de la tierra

La educación ya no educa porque ha desterrado al amor
Ha desterrado la dulzura de la melosa flauta que gobierna el verdadero destino
Ha tapado sus oídos para sólo escuchar el estruendo de las industrias
La educación ya no educa porque es el corazón el que debe ser educado
Y es la pureza la principal luz, no las muchas palabras de los hombres

—————————————————————————————————————–
Esta es mi última canción
Después de dejarlos a todos ustedes
Así tengo que hacerlo ya que no quisieron venir
A cumplir el delito de despertar la conciencia

Quédense en su mundo ardiendo en el tiempo
Me cansé de habitar en sus mausoleos
Tomemos la última cerveza de fuego
No miraré atrás en mi despedida

Me largo de las risas y cortesías
Es mi última canción esta que canto
Quiero dejar el mundo de los idiotas,
De los perezosos, de los cobardes, de los ladrones descarados asesinos,
De los pollerudos, de los mentirosos, de los halagadores, políticos, científicos,
De los sexópatas, de los coqueros, de los pobres televidentes, de los
infatuados burgueses, de los somnolientos enemigos de los divino…
A todos les digo adiós,
Tan sólo quiero salvarme de las garras de maya,
Soy igual que ustedes, bebí del mismo vaso, comulgué en los mismos
hospicios
Pero quiero alzar hoy la antorcha de nuestra verdadera estirpe
Hoy que la verdad viene a golpear a mi puerta
Y que el gran camino se descubre a esa búsqueda anhelante
Por los juegos amorosos con el Supremo Atractivo.