Apuntes de Clases

Dispuestos a armonizar

Off 33

Estamos siempre dispuestos a armonizar. Armonizar es la palabra clave en todas las cosas. Siempre es nuestra tarea armonizar las cosas complicadas que hay en este mundo.
Uno está entre cementerios y quirófanos, entre matrimonios y divorcios, etc. Estamos dispuestos a enfrentar estas cosas, sólo queremos avanzar espiritualmente y uno avanza espiritualmente al servir a los vaisnavas.

Si mi Padre eterno hizo las cosas así debe ser por algo bueno.
Por ley siempre tienen que haber problemas en este mundo.
Los sankirtaneros son yoguis tremendos que ya están dando todo a Krsna pero por alguna falla de la vida anterior han debido regresar.

Los grhasthas son los más renunciados porque deben ser fieles a sus esposas y no pueden dejar de trabajar porque nadie les va a dar nada.
Después de 4 años de matrimonio ya no puede estar centrado en la vida sexual.
Los grhasthas no van a todos los melas.

Una de las peores contaminaciones que nos han puesto es que tú eres de los mejores, tú eres blanco, eres anglosajón, de ojos azules, como si el negrito o el blanco fuese un asunto de evolución. Sólo estamos engreídos porque estamos armados. Los Rambos. ¿Porque tengo un arma yo tengo la razón?  ¿Fe en las armas?
Vivimos en un mundo donde la fe contaminada nos ha arruinado.
Me siento enamorado de la fe, porque de no ser por esta fe me habría quedado en la ignorancia total.
Al ver lo que los hombres habían hecho en nombre de Dios había perdido mi fe en la divinidad.
Martin Luther  también apoyó la quema de brujas. Otro protestante que apoyó la matanza de lisiados dijo que le devolvían a Dios su creación imperfecta.
Fe significa que necesito que le den a mi corazón la convicción de que estoy en lo correcto.
Yo buscaba la espiritualidad consagrada, cosa que no encontré en ninguna escuela de yoga.
Para que el resultado sea bueno el esfuerzo tiene que ser bueno.
Walter Eidlitz contó la historia de tres ladrones que asaltaron a una persona. Uno de ellos quería matarlo, pero un segundo prefirió no matarlo y que sólo lo dejaran amarrado, pero el tercero regresó para soltarlo y salvarle la vida. Entonces el hombre asaltado, agradecido con este ladrón, quiso llevarlo con él y darle trabajo, pero el ladrón le dijo que no podía porque de ir a la ciudad lo iban a arrestar por ser un ladrón.  Estos tres ladrones representan las tres gunas.  Tama Guna te mata de una vez, raja Guna te ata al sufrimiento y Sattva sabe mejor del camino pero no lo puede seguir, no produce el salto cuántico, la vislumbre de la trascendencia.

Gurudeva Paramadvaiti Swami