Conferencias

No descuidarse en el camino espiritual

0 118

Cuando avanzas espiritualmente, a maya no le gusta ver tu enriquecimiento y estará planeando cómo robarte, cómo secuestrarte, por ello hay que ser muy cuidadoso. Tu negocio ya es próspero, te deja ganancias, pero los ladrones están ahí merodeando, por lo que uno debe estar siempre pensando cómo hacer para que no te roben.

Cómo hacer para que no me distraiga, para que no me desanime, para que no me invada el desánimo, la frustración. La humildad es fundamental, porque humildad también significa no aspirar por muy grandes frutos. En realidad humildad significa no aspirar por ningún fruto, solo aspirar a cumplir con el deber. Eso es humildad. Es el concepto de esclavitud divina.

Esclavitud significa a cambio de nada. Srila Prabhupada no vino a engañarnos, vino a formar una escuela de esclavos, es decir, de personas, de hombres y mujeres que cumplen con su deber, se puede decir a cambio de nada. En el sentido que para mí no quiero nada, solo quiero que mi guru esté complacido. Solo quiero que Krsna esté complacido. ¡Al diablo con mi satisfacción ya que está llena de ego, de lujuria y vanidad!
Más bien huimos de nuestra satisfacción.

El mismo Señor Brahma estuvo atraído por su propia hija. Así podemos ver que este mundo es de temer, es tremendamente peligroso. En cualquier momento uno se puede volver la persona más degradada, más abominable. El mismo Señor Brahma tuvo que mostrar esto para que estemos atentos, para que nos cuidemos. Esto va en serio, es para cuidarse.

A cada paso hay peligro, cuídate. Para donde mires, cuídate. Lo que piensas, mantente siempre alerta. No eres una persona común y corriente, el yogui es una persona que siempre está trabajando en su crecimiento interior.

El yogui es superior al asceta, es superior al gran erudito, superior al karmi. Es muy exitoso. Es superior a todos. Por eso, ¡sé un yogui!, le recomienda Krsna a Arjuna.

Solo debemos hacer nuestro trabajo y nuestra labor fundamental es orar humildemente y cultivar la humildad y el desapego. En realidad solamente estamos corriendo tras grandes imposibles pero estos imposibles son dados por Krsna si los solicitamos.

Hay muchos poderes místicos que se logran meditando en el Señor Supremo, pero a nosotros no nos interesan, solo queremos salir de maya. Ese es el gran poder místico que Krsna nos quiere dar ahora, “Mi Querido hijo de Kunti, mi devoto no será seducido por los poderes de maya”. Nosotros queremos prema, el amor divino.

Para el más bajo, Mahaprabhu es lo más alto. Podemos solicitarlo, podemos implorarlo, podemos pedirlo, podemos añorarlo. Pero tenemos que trabajar para eso. Si pides sin haber trabajado eres un explotador, tenemos que merecerlo. Srila Prabhupada dijo primero trabajo, después samadhi. Si tienes samadhi sin haber trabajado ese samadhi no vale, es un samadhi sahajiya, superficial, inestable.

Algunos se extasían muy rápido, y también muy rápido se van. Algunas personas quieren el beneficio de inmediato, pero la estrategia es: mientras más sirvas a Krsna a cambio de nada, más crecerá tu capital y más rápido podrás tener a Krsna. Como dice el dicho: “Hay que apretarse el cinturón”. Así que practiquemos bhakti con el cinturón apretado, sin esperar nada, sin ninguna motivación personal. Aborrezco lo personal. Como dijo Jesucristo, aborrécete a ti mismo. Aborrece tu corral aparte, porque esta es una gran familia, la gran familia universal en el sambhanda del amor divino, la unión, el vínculo. Entonces Srila Suta Goswami dice “ahaituki”… con el cinturón apretado, aunque hayan muchos impedimentos, estoy sirviendo, vengo a trabajar como un voluntario y más encima me llegan problemas, muchas adversidades.

Ese espíritu puede existir en nuestro corazón, el de sacrificarse, ¿Por qué no lo puedo hacer por Krsna? ¿Cuándo nuestra vida será intolerable por no tener a Krsna? Srila Suta Goswami nos habla sin engaño: “Acércate a esta escuela, firma este contrato. En esta empresa no se paga nada. ¿Cuál será mi trabajo? Tu trabajo será enfrentar un problema tras otro.

krsnagHay muchos problemas, pero, “apratihata” no hay problema en realidad. Parece problema pero no lo hay. No esperes nada y no te dejes abatir por los impedimentos. ¿Cual será el resultado de esto? ¡Ahí tu alma estará feliz! No hay que dejarse desanimar por los impedimentos, por los problemas. No nos dejemos desanimar. Es el pedido de Srila Suta Goswami. El dice esto: “No te achiques, el obstáculo debes pasarlo por encima”.

En medio de un campo de batalla, en donde estarán presentes todas las adversidades del mundo, Krsna le dice a Arjuna: “Declara, ¡oh hijo de Kunti, que mi devoto no será vencido! Y te lo voy a demostrar, ahora lo vas a ver. Ciertamente, todos van a morir, menos tú”. De este modo estás siendo entrenado, preparado, enriquecido, para vencer, para cruzar. Para volver a Krsna.