Conferencias

La naturaleza del Brahmana

0 86

brahmanLeeremos sobre la naturaleza del brahmana y de cuando se llevó a cabo la aniquilación de la familia de Krsna o de Su dinastía por causa de una maldición de los brahmanas.

El Señor Krsna le dice al Señor Brahma: “Escucha, impecable brahmana, cuando haya terminado la aniquilación de Mi familia y esté camino a Vaikuntha, haré una pequeña visita a tu morada”.

Así vemos la relación entre el Señor Supremo y Sus devotos, es muy familiar, muy hermosa. El Señor Supremo dice: “Nos estamos retirando del mundo por este arreglo de la maldición de los brahmanas, nuestra dinastía será aniquilada”.

Hay muchos elementos aquí que son muy interesantes, por un lado el Señor Krishna quiere mostrar la importancia de los brahmanas, del poder brahmínico. Siempre se está diciendo que el Señor Krishna adora a los brahmanas, por ejemplo, cuando Su amigo, Su compañero de curso Sudama Vipra lo visitó en Dwarka, el mismo Señor Supremo lavó los pies de Sudama.

Cuando Bhrigu Muni pateó el pecho del Señor Él se incorporó y le ofreció reverencias, le pidió perdón por no haberlo recibido en la forma debida. Se lamentó que Su duro pecho hubiese causado dolor a su pie y guardó por siempre en Su pecho la marca del pie de loto del brahmana. De esta manera vean el amor, el aprecio que Bhagavan Sri Krishna tiene por los brahmanas.

Por eso también los vaisnavas se colocan tilak, porque, así como el Señor Supremo marca el pie de loto del brahmana, nosotros marcamos con tilak los pies de loto de Visnu en doce partes de nuestro cuerpo. Ese es el intercambio amoroso. Así el Señor Supremo está enfatizando este punto de que Él ama a los brahmanas y, cómo son los brahmanas es lo que estamos viendo ahora.

Brahma-karma es como los brahmanas actúan. Es lo que dice Sri Krsna en el Bhagavad Guita. Brahma-karma significa que ellos solo realizan actividades espirituales, esta es su naturaleza, lo llevan en la sangre. A los de naturaleza brahmínica les gusta hacer austeridades, si los invitan a una fiesta no se sienten muy a gusto, preferirían estar haciendo austeridad, avanzando. No les gusta criticar a los otros. Gustan de la limpieza externa e interna, siempre están en esta limpieza, siempre están limpiando el espejo de sus corazones. Los brahmanas no encajan en este mundo, por eso son muy queridos por Krishna.

El Señor masajeó los pies de Bhrigu y le dijo: “Mi pecho se ha santificado con el contacto de tus pies de loto. Estoy muy afligido porque cuando entraste no te pude recibir en forma apropiada. Esa fue una gran ofensa de mi parte y yo te pido que me perdones. Tú eres tan puro y grande que el agua que lava tus pies puede purificar incluso los lugares de peregrinaje. Por lo tanto te pido que purifiques el planeta Vaikuntha donde yo vivo con Mis asociados. Mi querido padre, ¡oh, gran sabio!, Yo sé que tus pies son tas suaves como una flor de loto y Mi pecho tan duro como un rayo, por lo tanto, estoy muy asustado de que hayas sentido algún dolor cuando golpeaste Mi duro pecho. Por ello, déjame aliviar el dolor que has sufrido”.

De esta manera los brahmanas son muy adorados por el Señor. Por eso nosotros tenemos que ser brahmanas. Brahmana significa estar situado en la plataforma de la bondad. Para esto debemos estudiar el capítulo 18 del Bhagavad Gita. Ahí se explica muy bien cómo es la modalidad de la bondad. Esta se caracteriza por un estado de equilibro, de gran determinación, de gran paciencia, de gran confianza en el Supremo, de mucha espiritualidad.

Ecuanimidad, equilibrio, control de sí mismo, tolerancia, honradez. Debemos ser honrados. No mentir, no engañar, no estafar, ser veraz. La veracidad es algo muy valioso, fundamental. Conocimiento intelectual y realizado, sabiduría, religiosidad, lo más importante. Religiosidad significa estar siempre orando al Señor, no pensar que todo puedo hacerlo yo solo, no.

Ni siquiera puedo hablar sin la gracia de Guru y Krishna. No puedo dar un paso. Todo es gracia, todo es misticismo, todo es un permiso, una autorización de arriba. Brahmana es algo muy valioso. Aquí, el Srimad Bhagavatam, el Señor Supremo está mostrando mediante la maldición de los brahmanas que toda Su dinastía está siendo destruida. Por lo tanto, “los brahmanas son más poderosos que Yo mismo”, afirma Krsna en persona.

Brahmana es alguien que se está esforzando, que está trabajando. No es que lo tiene todo fácil, que ya controló sus sentidos. El que está luchando ya está en el camino, es querido por Krishna. Como dice Rupa Goswami, estos impulsos, estas perturbaciones mundanas deben ser controladas por la persona que quiere volverse indiferente a este mundo, por la persona que no quiere seguir cautivada en las garras de este mundo. Todos los demás siguen en estas garras: filósofos, científicos, políticos, etc.
Sri Krishna está mostrando esto. Con la sola maldición de los brahmanas Kamsa habría sido pulverizado, pero el dharma de los brahmanas es tratar de ayudar, de perdonar, de tolerar.

Hay una parte muy hermosa en que Prithu Maharaj ora a los brahmanas en la arena de sacrificio y les dice: “Mis queridos dvijas, todo lo que yo les pueda dar en caridad será solamente los remanentes que ustedes mismos me han dejado. Todo lo que yo tengo es gracias a ustedes, a vuestras bendiciones”. Esa era la visión en las eras anteriores superiores, de un Prithu Maharaj, de una encarnación del Señor Supremo.

Todo lo tenemos gracias a la bendición de los brahmanas, de los que están orando y sacrificándose, nutriendo la raíz.
Austeridad, limpieza. Srila Prabhupada pidió que siempre hagamos algo de austeridad. Honestidad significa veracidad, significa también trabajar, no ser flojo. Si uno es un flojo vive del trabajo de los demás, una persona honesta se siente mal así.

Como dice Srila Sridhar Maharaj, debemos ser unidades que dan, que aportan. Hasta los árboles están dando.
Los árboles no pueden moverse, no piden nada, pero aún así están dando. Estos son grandes gurus para nosotros, almas completamente entregadas.

Cuando una persona pierde una pierna piensa que ya no puede colaborar con nadie, que ahora los demás deben colaborarle a él. Rápidamente pensamos que me tienen que colaborar, no.

El pensamiento brahmínico no es ése, es muy grande, es muy ambicioso, porque el brahmana quiere beneficiar al mundo entero, como dijo Srila Prabhupada: “Solamente cuando veamos que no hay nadie sufriendo en este mundo, ahí estaremos en paz”.

Esa es la gran ambición, un proyecto colosal. Los demonios quieren tener cadenas de supermercados, multinacionales, pero nosotros también estamos abriendo nuestras multinacionales de alivio, basadas en la mendicidad.

Ayer me llegó este chispazo de que en este negocio siempre van a haber devotos, templos, prédica, no es que uno va a quedar cesante, sin saber dónde llegar. Siempre habrá personas, devotos que quieren trabajar, sacrificarse, porque ya vienen con ese sello, esa naturaleza.

Hay mucha gente que está deprimida, frustrada, depresiva, justamente porque no pueden hacer austeridad, porque no pueden controlar la mente, los sentidos. Quisieran, pero el medio no se los permite, porque sus apegos les causan mucho dolor.

Cuando quieres llevar una vida más ordenada, más pura, más limpia, pero el miedo no te lo permite, es algo muy tremendo. La mayoría de las personas que han vivido en un templo nunca dejan de recordar esos bellos días con nostalgia. Hay personas que en toda su vida solo han visitado un monasterio por un fin de semana y nunca han olvidado esa paz. Sintieron ese sattva, ese estado de bondad en el que actúa siempre un brahmana. No olvidan ese par de días en que pudieron vivir como un brahmana.

Hay muchas personas que tienen esta naturaleza, es una experiencia muy valiosa, muy bella. Es un gran aliciente. Los brahmanas están todos los días en esto, todo el mundo los necesita. Por eso los vaisyas y los sudras van al templo, cantan, escuchan a los brahmanas, pero no pueden ir siempre, les cuesta más.

Pero los brahmanas son los que muy generosamente deben tratar de hacerles a ellos la vida espiritual más atractiva, más interesante y que sea para ellos una gran bendición. Para eso uno debe ser un buen brahmana. Aquí estamos viendo en estos versos cómo Krsna está diciendo: “Yo quiero mucho a los brahmanas, les doy mucho poder”.

Sí, los brahmanas tiene mucho poder para maldecir pero también para bendecir. Srila Bhaktivinoda Thakur se dirige a su gurú diciéndole: “Krsna ya es tuyo, tú tienes el poder de dar a Krsna, tú tienes ese poder. Tú ya tienes a Krishna y puedes darlo”.

El brahmana está dando a Krsna continuamente y no da otra cosa porque esa es su naturaleza honesta. El devoto no puede dar otra cosa porque se sentiría un engañador, un malhechor.
Si uno tiene esta naturaleza es muy bendecido, por tener un cuerpo humano y naturaleza brahmínica. Solo porque Krsna te quiere mucho te ha dado este interés espiritual que te inspira a participar en estas charlas y encuentros.

Que estén todos muy bien. Krsna los bendiga siempre.
Vuestro siervo en Dios,
Atulananda das.