Conferencias

Combatiendo la Mente

0 87

Nara Narayan Rishi estaba meditando en los Himalayas cuando fue atacado por Indra. Se dice que los semidioses se ponen envidiosos de los devotos y de los grandes sabios y los atacan.

Indra se puso temeroso de perder su posición y por ello atacó a Nara Narayan, pero cuando Cupido vino a atarcarlo, Nara Narayan le dijo: “No temas”. Seguramente se acercaba con mucho temor para cumplir los caprichos lujuriosos de Indra.Así es este mundo de terrible, millones de personas tienen que morir por los deseos lujuriosos de un hombre. Así es de peligroso este mundo. Países enteros quedan sometidos a la locura de un hombre. En realidad una persona centrada quiere dejar esta locura.

Servicio a los gurus es tratar de decirle a quienes están locos que salgan de esa demencia.

Debemos ser verdaderamente serios en dejar este mundo. Querer dejarlo significa verdadera lealtad a Krishna, a la Verdad, a lo Supremo, a lo más digno, a lo más sabio. Queremos ser leales a lo que es más bello. Ser leales a la pureza.

Entonces cuando así cupido viene; Nara Narayan le dice: “No temas. Acepta estos presentes y santifica mi casa”. Así le dice Sri Narayan Rishi al enemigo. Eso es ser verdaderamente poderoso. Cuando uno es tan poderoso el enemigo no existe, pues es tan poderoso que nadie puede afectarlo, será como un juguete nada más.

Tal como Kartavirya Arjuna derrotó una vez a Ravana como jugando, y el poderoso Hanuman derrotó a Garuda como jugando. Así, cuando uno es muy poderoso no tiene enemigos. El que tiene solo a la mente como su enemigo es un sabio.

Cuando derrotas a ese enemigo, derrotas a todos los enemigos, esa es la opción. Cuando cantamos el Nombre de Krishna, cantamos todos los nombres, entonamos todas las oraciones, practicamos todos los procesos purificatorios, todos los procesos religiosos. De la misma manera, al combatir nuestra mente, al controlarla, todos los enemigos están siendo atacados, es la guarida de los enemigos, es una oportunidad dorada.

Si el general puede saber dónde están todos los enemigos, en un segundo ataca ese lugar.

Materia significa lujuria, y espíritu significa amor por Dios. Cuando queremos usar algo para nuestro interés, eso es material. Incluso la Deidad se puede volver material si solo la utilizamos para nuestros deseos materiales.

Cuando nuestro corazón se purifica y queremos servir a Krishna, no veremos ninguna Deidad sino a Krishna, por eso el devoto anhela mucho a Krishna, porque este mundo es tan fuerte que nos hace pecar continuamente, nos hace fallarle a Krishna.

Es como ir a la guerra y salir sin ninguna herida, eso es muy dificil. En esta guerra contra maya, en ese intento de salir, por supuesto que saldremos con algunas heridas, sino nadie va a creer que combatiste.

Hay que cuidarse mucho porque maya está atacando, bombardeándonos con deseos materiales que tú no desearías tener. Estamos siendo atacados por nuestra mente.

Krishna dice: “En los sentidos, en la mente y en la inteligencia, está situada esta lujuria”. Esta lujuria te cubre, te atonta, no te deja ser el que realmente eres, un amante de Krishna, un esclavo de Krishna, un soldado maravilloso, alguien que aspira por el amor puro, por prema.

Esa es la sed del alma. Esa es la sed del ser. Ser como una gopi, un alma que solo sabe de Krishna, que es un instrumento de Krishna. No hay ningún tipo de control entre la voluntad de Krishna y esa alma; no hay ningún filtro, ningún freno. La voluntad de Krishna se posesiona de esa alma que pasa a ser instrumento del éxtasís, del encanto.

¿Cómo volverse un instrumento de Krishna? A traves de saranagati, rendición.

La rendicion es posible, esa es nuestra fortuna, como dice Srila Sidhar Maharaj: “Ese es nuestro único capital.”

Entiende esta idea, mi única esperanza, mi única posibilidad, mi única función, mi único deber, es la rendición.

Ríndete a Krishna. Acepta a Krishna, cásate con Krishna. ¡Oh, alma!, sé la esposa de Krishna, dejando el ego, el orgullo e independencia.

Por escuchar las glorias del Srimad Bhagavatam, Bhagavad Gita, por estar con los devotos, por comer el prasadam, el corazón quedará gradualmente encantado, eso es lo que Krishna quiere para nosotros, una vida de encanto.

Él tiene el poder de la suprema felicidad sin interrupción, extasís siempre creciente. Entonces aquí Cupido mismo vino atacar a Nara Narayan, a Krishna y a Su devoto. Incluso Krishna sabe del ataque de maya porque está en el corazón de Su devoto y sabe todas las que está pasando. Por eso El da capital para proveer a Su devoto. El sabe todo y previene todo.

Krishna se anticipa a las adversidades, por eso da la medicina. “Siempre habla acerca de Mí, siempre canta Mis glorias, sé siempre Mi guerrero, sé siempre Mi hijo amado, Mi hija amada, lucha siempre por Mi causa.

Por haber entrado en la familia del guru eres enemigo de la ignorancia, del pecado, de la pereza, del desánimo Lealtad, fidelidad a Krishna ¿Cómo se manifiesta esta fidelidad? Él dice: “Siempre canta de Mí, siempre habla de Mí, siempre piensa en Mí, Yo te voy a proteger, yo te voy a cuidar, yo te voy a proveer, haremos algo lindo en el servicio, el servicio no te va a faltar”.

Eso mueve todo. Esta devoción lo mueve todo.

Lo que verdaderamente necesitamos Krishna lo pone a nuestra disposición, el agua, los vegetales, etc. pero tenemos que cumplir con nuestra misión fundamental: cantar, esa es la dedicación principal de los Paramahamsas.

Entonces Cupido atacó a Narayan y El le dijo: “No temas, bendice mi casa. Llénala de amor, de belleza”. Cupido existe, el dios del amor, que flecha los corazones. Los demonios te quieren conquistar con pornografía. Gurudeva Paramadvaiti dijo una vez que un devoto debe tener mucho cuidado al estar solo en un computador. De esa manera, en los computadores maya está presente en los templos. Solo los devotos muy avanzados deben tener acceso al computador, antes en los templos no había ni un periódico.

Uno muy fácilmente se olvida de Krishna, pero es tan fundamental, tan absolutamente necesario el recordarlo. Por eso Krishna dice: “No hagas otra cosa que pensar en Mí, que dedicarte a Mí”. Esta es la tarjeta dorada para los trascendentalistas.

Jesús dijo: “No te distraigas en este mundo, solo hay una salida: Dios”. Esto se vuelve como un poderoso láser. Se dice que el láser es luz concentrada que llega a todo el universo, que todo lo traspasa. Así el Nombre de Krishna son todos los sentimientos concentrados, es toda la sabiduría concentrada, es tu rendición concentrada. Con toda seguridad vas a llegar, debes erguir la receta: una y otra vez repetir el Nombre de Krishna.

Él nos extiende Su mano, como el mural de Miguel Angel, con preocupación y desesperación.
Yo sé que estás esforzándote, y yo quiero que te esfuerces. Yo no quiero prepararte para vago. Yo no quiero que Mi amor sea algo fácil, como el amor de una prostituta. Para tener el amor de una prostituta solo debes tener unas monedas en el bolsillo, pero para tener el amor de Krishna debes tener amor, y el verdadero amor se consigue con amor, no con conocimiento mundano, ni con poderes místicos del yoga, ni con riqueza material, ni con belleza física; más bien Srimati Kunti dice que esas cosas solo incrementan la locura.

La sociedad actual está solamente abocada a esto, a incrementar la locura, todo lo que hace es por estar orgullosos de un nacimiento aristocrático. Así es esta sociedad de Kali yuga, una sociedad de engaño.

Aquí Cupido está tratando de corromper a Narayan, está tratando que Indra sea superior a Krishna. Pero no es así, ni puede ser así. Indra muchas veces ha tratado de ser superior a Krishna, el materialista siempre quiere ser superior a Dios, mejorar la creación de Dios. Los Vedas también son la creación de Dios, entonces Dios no solo crea sino que también da el conocimiento.

Dios nos da la receta para ser felices siendo puros.

Krishna dice: “Canta siempre acerca de Mí”. Esta es la práctica poderosísima infalible. Se dice que al agua es más poderosa que la piedra, aunque no lo parezca. Así, un humilde mantra, un simple mantra que ya te lo sabes, que ya te lo ordenaron que lo cantes, es tan poderoso, no lo puedes ni imaginar.
Y no solamente lo tienes, Mahaprabhu quiere que lo distribuyas. El te ha dado tanta fe que te sobra para darlo a los demás. El nos ha dado un gran capital, El nos busca para que seamos gurus, El espera mucho de nosotros. Mahaprabhu quiere tener una gran escuela de seguidores que aman mucho, que cantan mucho.

Así el poderoso rey del cielo, Indra, no puede contra Krishna, puede hacer desaparecer planetas y más, pero ante Krishna no puede hacer nada.

Este Krishna que es tan grande te llama, quiere abrazarte, quiere amarte.

Madana o Cupido dijo: “¡Oh, Señor!, por Tu gracia los devotos derrotan los obstáculos de los devas y superan la lujuria mejor que quienes se ocupan en penitencias”. Mientras así le alababan, el Señor manifestó tan bellas mujeres que eclipsaron a las mujeres de Indra.

Con dulce sonrisa le dijo a los dioses: “Escojan la que prefieran”.

Y Vibrando el Om, eligieron a Urvasi. Los semidioses entonces pensaron: “Vinimos a atacar a Narayan pero El nos regaló a estas bellas mujeres”, y así se llevaron a Urvasi.

Después le dieron las gracias al señor Supremo y Le pidieron perdón y la llevaron, por respeto, delante de ellos. Al saber del poder de Nara Narayan, Indra temió el poder de Dios.