Palabras de Atulananda Swami

La mirada del Supremo

0 53

En el Bhagavad Gita, texto 18, Krishna explica que hay cuatro clases de personas que se acercan a Él.
“Cuatro clases de personas piadosas se acercan a Mí, aquellas que necesitan dinero, las que están afligidas, las que buscan conocimiento y las que ya tienen conocimiento”.

De estas cuatro personas, dice Krishna, las que ya tienen conocimiento son las más elevadas. Pero cualquier persona que se acerque a Krishna, ya es considerada una persona piadosa. De esta manera Conciencia de Krishna es un movimiento muy amplio, el más amplio de todos, ya que nadie puede abrir los brazos más que a Dios.

Krishna dice: “En la manera en que las personas se rinden a Mí, yo las recompenso.” Pero en realidad Krishna está recompensando a todos. Todo lo que tenemos lo recibimos de Él. Todos somos Sus devotos, algunos de forma consciente y otros de forma inconsciente.

Conocimiento significa tomar conciencia de la Verdad, de la realidad. La realidad es algo que está aconteciendo de por sí, con o sin nuestro conocimiento. Pero cuando nosotros tenemos conocimiento, es mejor, porque así podemos evitar el error. Por ejemplo, una persona puede evitarse muchas enfermedades por bañarse, pero tal vez muchas personas no sepan esto. Muchos se bañan, porque tal vez se les volvió una costumbre. Entonces por el simple hecho de bañarse están evitando muchas enfermedades y están haciendo algo bueno. Pero no tienen verdadero conocimiento de porqué lo que hacen.

De la misma manera, estamos recibiendo muchas cosas de Krishna, en forma automática, sin darnos cuenta. Si nos diéramos cuenta nos volveríamos más profundos en nuestra observación.

Todo lo que recibimos proviene de Krishna. Krishna no está lejos, no está separado de nosotros. Krishna está siempre con nosotros, muy íntimamente. Esta es una buena noticia para los piadosos y una mala noticia para los impíos. Krishna siempre nos está mirando a través de la luz del sol, a través de la luz de la luna, a través de nuestra propia mente, ya que nuestra mente es una delatora.

A veces uno hace algo incorrecto y la mente siempre lo está recordando. Entonces hay muchos testigos: el aire, la tierra, Krishna lo ve todo en forma perfecta.
En el Bhagavad Gita, Krishna nos dice: “Vuélvete piadoso. Cualquiera sea tu religión, cualquiera sea tu realización, acércate a Mí, aunque sea solo porque necesites dinero”. Esa es una misericordia de Krishna. El que nace pobre, el que no tiene dinero, no le queda otra que pedirle a Dios. Hay una canción de Violeta Parra, una cantante de protesta comunista, ella decía que como los pobres no tienen nada, ellos están obligados a pedirle a Dios, ya que el hombre rico les está robando lo que ellos deberían tener, lo que deberían recibir.

En el Sri Isopanisad se dice que el Señor Supremo nos crea con una porción, es decir, cuando Él nos crea, hay una porción destinada para cada uno, para su subsistencia, pero otra persona más pilla nos la quita. Así es este mundo, por ello, sea cual sea nuestra situación, debemos acercarnos a Krishna y rendirnos a Él. De ese modo nuestra vida será perfecta. Esta rendición a Krsna se concretiza cuando nos acercamos a Sus devotos y Lo servimos en compañía de ellos.