Conferencias

Anhelar la Verdad

0 46

Cuando se despierta nuestro interés por Dios, se vuelve algo sumamente intenso, uno solo piensa en eso, solo se desea eso, esto se llama lalasa mayi. Un gran anhelo por la Verdad. Para esto debemos dejar el ego y entregarnos a Krishna.

Yo solo pertenezco a Ti. Soy tuyo. No soy de Chile, no soy del Colo Colo, yo no soy de esta o de aquella dinastía. Todo eso no existe, todo, eso es ficticio. Nisiquiera soy dueño de la tierra, un segundo uno esta aquí y nada más. Un segundo estás aquí en la tierra y siempre has estado con Dios.

“Así como el viento soplando por doquier, siempre permanece en el espacio etéreo, sabed que todas las almas descansan siempre en Mí.”

El viento siempre permanece dentro del cielo. Así como éste nunca puede salir del cielo, nosotros podemos ir a cualquier parte, pero siempre estaremos en las manos de Dios.

Ruchi aparece cuando destruimos nuestro ego. “El amor divino fluirá automáticamente para ayudar a su propia causa”.

El amor divino está interesado en su propia causa. ¿Qué es el amor por Dios?¿Cuál es su interés? Que todos tengan amor divino. Que todos canten con los brazos en alto. Que nadie tenga temor, que nadie sienta envidia ni rencor. Esto es sumamente difícil, no se consigue de un día para otro. Estas son cosas reales, no es solo poesía, es una relación con Dios, es algo serio, esto no es movimiento hippie.

¿Todavía piensas que vas a morir? Así le pregunta Sukadeva Goswami a su discípulo.
“Deja esa conciencia terrenal, esa conciencia animal”. Estamos orando a Krishna para romper el ego, el síntoma del ego es “yo hago”. Ego significa pensar que yo hago algo independiente de Krishna.

El devoto piensa: “Yo no quiero dar un paso sin Ti”. Así dijo Cristo: “Hágase Tu voluntad como en el cielo” ¿Qué es el cielo? Es el lugar donde se hace la voluntad de Dios.

Yo no tengo poder. Yo no tengo capacidad. Ni las naciones unidas, ni el pentágono.

Yo analizo el mundo y veo que todo es inútil, y los Vedas se dirigen a Krishna diciendo: “Solo Tú eres el refugio”. Analizamos los Vedas, los Puranas, los Upanisads, el Vedanta; todos están diciendo lo mismo: “Tú eres el refugio, el único refugio, los demás son engañadores”.

Pregúntale a tu refugio ¿Tú me salvarás del nacimiento y la muerte?
No hay ninguna seguridad, ninguna garantía, aunque nazcas con mucho dinero, no existe garantía.

Eso significa destruir el ego, como dijo Jesús “Si quieren volver a Dios tienen que ser como niños”.

La característica del niño es que es tan dependiente, él no se atreve a cruzar una calle solo, ¿Cómo nosotros pensamos que vamos a cruzar el océano de la ignorancia por nosotros mismos? Un niño no puede cruzar la calle solo, pero una persona mayor puede hacerlo sin que le cuesta nada.

Así, para Krishna hacernos cruzar el océano de la existencia material no le cuesta nada. Se dice que para quien acepta refugiarse en Krishna cruzar el océano material es como cruzar el agua contenida en la huella de un ternero.

Esta es la mejor fórmula para poner fin a nuestro ego. La fórmula es pensar: “ahora dependo plenamente de Ti. Pongo todos mis recursos en Tus manos. Mi cuerpo, mi mente, mi inteligencia, mi familia, mi hogar, mis poseciones. Todo lo pongo en Tus manos. Ya he pasado por tantas vidas pero, ¿cuál ha sido el resultado? Que todavía estoy aquí y sigo siendo ignorante. No me va bien. Cuando hago empresas independientes, cuando no quiero que seas mi socio, no me va bien.

Entonces prefiero tenerte como mi socio, seguro nos irá bien y podremos salir de esta plataforma.

Hay que poner fin al ego, ¿Y cómo? Dejando de pensar que nosotros hacemos las cosas, porque Krishna las hace. Yo solo me estoy robando las atribuciones y cuando se caiga el ego, la corriente natural del amor divino fluirá naturalmente ayudándote en la misma causa. Amor para todos. Felicidad para todos. Conciencia para todos. Que todo el mundo cante las glorias del Supremo.

“Ese arreglo mediante el cual podemos regresar al hogar está ahí para nosotros”. Hay un arreglo para que tú puedas volver a tu hogar y por esto tenemos esta forma humana de vida, esto significa que nos ganamos la lotería de esta forma humana de vida.

Seamos millonarios, postrándonos millones de veces, cantando millones de veces. Millonarios en dar, en ayudar, en amar la Verdad Suprema.

No nos parecerá una travesia ardua y tediosa, no tengas temor en tomar este proceso, Krishna dice que este es un proceso gozoso y eterno, no es una travesía ardua y tediosa, “Seremos llevados por nuestra atracción natural independiente de la guía externa”.

La guía externa, el mundo externo nos quiere llevar hacia algún lugar, nos impone sus conceptos: si no buscas un buen trabajo, si no te aseguras de tal manera, son las preocupaciones del mundo externo. Pero cuando uno ha roto el sello de su ego y la atracción natural fluye en forma automática, hay una guía interna que te está jalando y serás llevado por esa atracción natural. Vas a llegar a un lugar donde las personas están glorificando al Supremo y te sentirás bien. Donde ni tu cuerpo ni tu posición es lo más importante, sino que Krishna es lo más importante, porque vienes a servir a Dios y eso es lo más esencial.

“La tendencia hacia el amor divino que existe en nosotros conoce su propio terreno, posee ese don natural de atracción”. Así como un animal sabe qué comer, así mismo el amor divino conoce su terreno, sabe por dónde tiene que ir para alcanzar su meta.

“Habrá allí una atracción espontánea por nuestro hogar. No se necesita de ninguna investigación científica.

Antes bien tendremos que poner fin a este intelectualismo, a nuestro ambición, a nuestras aspiraciones, todo esto es innecesario es una cacería infructuosa, que jamás nos llevara a alcanzar nada.

Praladh Maharaj dice: “Yo veo que la gente esta como loca buscando soluciones a los problemas en lugar de aceptar los problemas tal como son”, tolerarlos y cantar Hare Krishna. Se preocupan mucho de resolver el problema y para ello crean soluciones que son peores que los problemas”.

Entonces no es necesario ningún invento científico. Antes bien, debes poner fin a tu intelectualismo. Todo esto es innecesario, ya que jamás te llevará a la meta ¿Cuál es la meta? No volver a nacer. No volver a sufrir. No tener temor. Esa es la meta. El hombre no puede pero Krishna sí.

“El corazón lo rechazará. No habrá más cabida para el recelo. Es una elección infalible, natural y completa”, una vez que entiendes esto dices: “Sí, Krishna es el refugio. Es infalible”. Ningún filósofo cambiará tu mente.

“Por lo tanto, debemos tratar de encontrar esa cosa natural que no puede adquirirse en ningún programa de investigación, es completamente natural. Lo que deberá ser removido son los artificios que hay en nosotros.”

Todo este proceso es completamente natural, todo lo que debemos sacarnos es lo artificial.

Lo que no es realmente nuestro ser es lo que está relacionado con la materia, con el cuerpo. Cuando entendamos que Krishna es nuestro refugio, nos podremos despegar de todo. Como decíamos antes, mientras más te acercas a la materia más sufrimiento hay, mientras más te acercas al espíritu, mejor. Una inteligencia natural se despierta dentro de uno, que le permite entender más y más, y acercarse con más confianza a Dios.