Conferencias

Sé merecedor de la liberación

0 111

Todo lo que Dios ha creado cumple su función. Cada uno está cumpliendo su función en forma perfecta, los animales, los átomos, todo cumple su función. No existe una cárcel para caballos ni para otros animales. Los que cometemos errores somos nosotros.

Vivimos encarcelados en estas ciudades. Aquí nos encerramos del trabajo a la casa y de la casa al trabajo. Mientras más nos alejamos de la Verdad, de lo supremo, más mediocre se vuelve nuestra vida.

Pero tenemos la Conciencia de Krishna que nos enseña a vivir con Krishna, porque hasta ahora hemos estado viviendo con el televisor, con el supermercado o con la tarjeta de crédito.

Uno vive olvidado de uno mismo, sin preguntarse quién soy yo. Olvidado del Supremo que ha creado todo esto. Hoy el verdadero conocimiento se ha vuelto un misterio. Los Vedas, este es un conocimiento muy simple, muy lógico. El Bhagavad Gita enseña todo.

Uno tiene que encontrar el lugar, el agua existe, no es que no la haya sino que la encuentras cuando llegas a la vertiente de la Verdad. Hay mucha Verdad infinita distribuyéndose generosamente. Nosotros no somos dueños de ella, estamos tratando de ser sirvientes de la Verdad ¿Y cuál es nuestro servicio a la Verdad?, transmitirla.

Todo está rodeado de perfección y yoga significa vincular. Cuando te vinculas es un asunto que puede ser de un segundo y ya quedas en contacto con lo real. En eso consiste todo, no es complicado y no tiene por qué serlo. Es muy lógico, pero el problema no es que no sea lógico sino que te compromete.

La Verdad te compromete. La Verdad te transforma. La Verdad te pone a trabajar. La Verdad te va a sacar lágrimas y también te sacará de esa ilusión que te hace derramar lágrimas por nada, es mejor sufrir un poco por tener algo real. Así que ésta es la propuesta de la conciencia de Krishna.

Este es un movimiento bastante nuevo en Chile, porque recién llegamos en el año 77, pero en la India se adora a Krishna desde siempre. En la India hay miles de templos de Krishna. Los templos más grandes del mundo fueron erigidos para Krishna. Esto es algo serio, estamos siguiendo el Maha Bharata, la literatura más antigua.

Aprovechemos esta gran oportunidad que se nos brinda a todos nosotros. Cuando alguien no sabe la Verdad, se le complica todo. Cuando un alumno no sabe la respuesta dice cualquier cosa.

El mundo occidental en general no conoce la Verdad y especula, y lo más triste de todo es que se conforma con la especulación. Por ejemplo, si tú estás enfermo y te digo: “Yo creo que con esto te puedes curar”, eso no sirve, tiene que haber ciencia, algo seguro, no un “yo creo”. “Tú tienes esto y con esto te vas a sanar”.

Otro ejemplo, cuando le preguntas a alguien por una dirección y él te responde: “Me parece que es por allá”, eso no te sirve. Pero si te dicen: “Es por allá, yo vengo de allí”, eso sí te sirve, es real.
Cuando alguien te habla acerca de la Verdad te das cuenta que es algo grande, increíble. Prabhupada dice: “Si no puedes describirla con palabras es porque no la conoces, no sabes”.

Uno tiene que indagar sumisamente, con desesperación. Cuando uno busca con sinceridad llega la desesperación, porque se da cuenta que su mente e inteligencia no le sirven de nada, y se da cuenta que la mente e inteligencia de los filósofos occidentales lo único que pueden afirmar es lo que declaró el gran Sócrates: “Solo sé que nada sé”.

Srila Sridhar Maharaj nos cuenta la historia de un aviador inglés que luchó en la segunda guerra mundial. El era ateo y una vez alcanzaron a su avión el cual empezó a caer. Cuando estaba cayendo dijo: “Dios mío, hasta ahora no he creído en Ti, pero si Tú me salvas de esto, yo Te prometo que dedicaré el resto de mi vida a buscarte”. Eso fue lo último que dijo después del golpe y cuando despertó estaba en un hospital de las fuerzas aliadas. Entonces decidió cumplir con su promesa, decidió buscar a Dios. ¿Quién es? ¿Cómo se llama? ¿Tiene forma? ¿Existe o no? Hacía muchas preguntas, hasta que un obispo le dijo: “Estás muy deseoso de conocer a Dios, así que mejor ve a la India, allá podrás saber más acerca de El”.

Cuando llegó a la India supo que Krishna era Dios. Bueno, de esta manera se llega a un momento de desesperación: “Quiero conocer la Verdad, no puedo estar un día más sin saber para qué estoy aquí”. En ese momento es cuando el guru aparece en nuestra vida. Quizás ya el guru había aparecido antes pero no lo habíamos valorado porque estábamos jactándonos de que “yo me la puedo solo, yo develaré todos los misterios de la existencia”.

Bueno, ojalá tomemos conciencia de que vamos en una precipitada carrera hacia la desaparición, hacia eso vamos, entonces, antes de desaparecer ¿qué vas a hacer?

Los sabios nos dicen: “Vive de tal manera que ya no tengas que seguir desapareciendo ni apareciendo. Para que no vuelvas a reencarnar y hacer todo lo que ya has hecho”.

Esa no es la vida queridos amigos. La vida es luchar y trabajar, pero por la autorrealización.

Trabajar por la pureza, por crecer internamente para volverte un sabio o una sabia. Eso tienes que ser.
Tienes que trascender las dualidades, ese es el trabajo que se nos da en el Bhagavad Gita. En ninguna parte del Bhagavad Gita dice que tenemos que encontrar un trabajo remunerado, a Krishna eso no le importa.

Lo que nos mantiene dormidos es la pereza, maya, el qué dirán.

¡Oh, tú el mejor entre los hombres! Krishna te está hablando, si tú escuchas el Bhagavad Gita de inmediato entras a ese grupo, porque eres el mejor de los hombres, porque deseas el mejor conocimiento, porque quieres algo superior, porque estás cansado de la mediocridad.

“¡Oh, tú el mejor entre los hombres!, la persona que no se perturba ni en la felicidad ni en la aflicción y se mantiene firme en ambas, es sin duda merecedora de la liberación”.

Esta enseñanza te da fuerzas, no te permite lamentar.

Lucha, sé merecedor de tu liberación.

“Sabed que aquello que se difunde por todo el cuerpo es indestructible, nada puede destruir a esa alma imperecedera. El cuerpo material del ser viviente tiene un final con toda certeza, pero la entidad viviente es eterna, indestructible e inconmensurable, por lo tanto lucha, ¡oh, descendiente de Bharata! Para el alma no existe el nacimiento ni la muerte, es innaciente, eterna, no se la mata cuando se mata el cuerpo”.

Krishna habla del alma en muchos versos.

Se dice que el alma es invisible e inmutable, esta es la primera enseñanza del Bhagavad Gita. “No eres este cuerpo, yo seguiré viviendo, he tenido muchos cuerpos en varias vidas”. Con este conocimiento vamos entendiendo y avanzando, así es la Conciencia de Krishna. Es algo serio y filosófico y al mismo tiempo no es algo intelectual, es algo práctico que lo compruebas de inmediato.

La persona iluminada es la que sirve a la Verdad. No es que la persona iluminada no hace nada o hace lo que le da la gana, esta persona sirve a la Verdad. En la medida que más entendemos, mejor entendemos. La Verdad es así. El que acepta el conocimiento védico, los Vedas, esa persona tiene verdadero conocimiento. El conocimiento de Occidente está años luz, está en pañales.

Si quieres aprender cualquier cosa de los Vedas: astronomía, arquitectura, política, medicina, etc, todo está relacionado con lo divino.

La gente ya no piensa en lo que es bueno o en lo que es malo, sino lo que me conviene más para conseguir un disfrute inmediato. Igual que un drogadicto que busca el disfrute inmediato pero que no medita en las consecuencias. Cuando nos dedicamos al bhakti-yoga nuestro deleite se vuelve maravilloso.

Cambiemos esta locura porque el mundo se está yendo hacia abajo, esto es tremendamente serio. El consumo de carne es lo que está arruinando al mundo y esto es algo científico. Así, para que haya un cambio en el mundo tienen que haber hechos concretos y no tanta politiquería y tantos discursos. Simplemente sean vegetarianos.

En realidad no es difícil ser parte de la solución pero para ser parte de ella nosotros tenemos que cambiar, tenemos que votar por nosotros mismos, yo soy quien tengo que arreglar el problema y no dejar el trabajo a los demás.

Este mundo es una verdadera revolución, porque están revolucionando tu vida, porque cuando sales a la calle están invadiendo tu vida con publicidad.

El mercado nos bombardea constantemente, eso es una invasión a tu vida. Te dicen “fuma, come esto, compra aquello. Corre y compra y paga y olvídate de todo lo demás. Vuélvete un animal consumidor”. Y todo esto produce una consecuencia: stress, depresión, divorcios, todo esto es una locura.

Porque estamos completamente engañados por los comerciantes, para demostrar amor tienes que regalar algo, es decir, comprar, y si no es de calidad, tu amor no sirve. Es una locura completa.

El verdadero regalo es una palabra sabia, una sonrisa, un gesto amistoso. Eso son nuestros regalos, luchar siempre juntos por un ideal, como dijo Srila Prabhupada: “Una ofrenda de flores no es suficiente para el guru, servir la orden del guru será nuestro regalo, mi regalo para todos ustedes”.
Si puedo regalar algo será una respuesta, una luz recibida de mi guru, la continua disposición de ayudar al que quiere avanzar.

Así es que no pienses que esto no es para ti. No puedes pensar que esto no es para ti, por el simple hecho de que no quieres morir, no quieres envejecer, pero si no resuelves el problema ahora, lo tendrás que resolver en la próxima vida o quién sabe cuándo, porque no está garantizado.

Puedes retroceder en las próximas vidas, esto no es un juego. Para los que se portan mal, nada es un juego; pero para los buenos puede ser un juego muy lindo: cantar, escuchar la filosofía de Dios, comer prasadam. Nosotros queremos eso, que tengas una vida feliz, una vida simple.

Uno no necesita nada, solo necesita el ideal, algo por qué luchar y así se parte y puedes tener una vida bella, una vida casada con la Verdad, casada con lo real para siempre. Esa es nuestra invitación aquí y en todos nuestros centros en Chile y en otros lugares tales como la India y el mundo, tenemos muchos lugares ahora.

No hay límite. Tú no puedes decir “yo no puedo”. Tú solo puedes decir “yo no quiero”. Cuando tú dices “yo no quiero”, dices: “quiero morir, quiero sufrir”.

Krishna es tu Padre, es tu Madre y es tu Abuelo. Krishna dice: “Yo soy todo, soy tu amigo soy tu refugio, estoy en tu corazón”. El es maravilloso porque todo lo que crea es maravilloso. Tú mismo eres una persona maravillosa.

La salud está en la naturaleza, ¿por qué vamos a la farmacia?, ve a la naturaleza, pide perdón y comienza a agradecer todo.

Debemos agradecer y apreciar la creación de Krishna, así volveremos a una vida más natural y sencilla.
Jay muchas gracias