Conferencias

Las necesidades del corazón

0 87

Las personas creemos que somos grandes porque tenemos muchos años. En realidad no somos grandes si no sabemos quienes somos, si no sabemos cuál es la meta de la vida. Srila Sidhar Maharaj a los 93 años de edad decía, “yo me considero un estudiante, yo soy un estudiante”.

La idea es no perder nuestro tiempo ni nuestra energía y avanzar hacia la verdad, porque la verdad existe. Todo es verdad, ¿por qué?, porque todo tiene un sentido, todo tiene una relación, todo está vinculado con la verdad porque es sat y sat significa existente.

Si existe tiene relación con la verdad. El mundo existe aunque es temporal, el mundo es maya, es ilusión, sí, es verdad, pero la ilusión también existe como tal, también es real y la debemos superar. La ilusión también está para enseñarnos, para educarnos, tan como se le enseña a un niño a través de un títere ficticio.

Del mismo modo, es real que tú no sabes quién eres ni qué te ve a pasar mañana, pero esto no es una realidad eterna sino transitoria y temporal.

La conciencia de Krishna es para que pongamos fin a la ilusión.

A la gente la gusta ilusionarse, pero no es lo más bello de la vida porque la ilusión significa que es una creación mental. Es la ocupación de la mente.

De la ilusión viene la decepción y de la decepción viene la depresión, ahí vienen todos los males. Creamos ilusión cuando la realidad nos hace sufrir. Algunos se refugian en la ilusión, y otros buscan una realidad superior, eso es mejor. Nosotros estamos viendo esta realidad y decimos que esta realidad no me gusta, porque en esta realidad hay nacimiento, vejez, enfermedad, muerte y otros problemas. Ya es un problema nacer, es peor que morir, dicen por ahí y tiene lógica. Porque cuando uno se muere se saca un gran peso de encima, pero cuando uno nace se echa un buen peso encima.

Así que esta es la visión: nacer, envejecer, enfermar y morir. Y hay otros problema más, nos dice Krishna.

Estas palabras son para meditar en que no debemos quedarnos aquí. Krishna ha creado esto para que no estemos siempre sufriendo, pero los tontos quieren prolongar esos momentos agradables.

La Concienca de Krishna es para que uno se vuelva muy inteligente y esto significa que uno quiere lo eterno, lo real. Yo quiero lo eterno, no quiero morir más, no quiero sufrir más y no quiero estar más en la ignorancia, si yo no aspiro por esto, soy un tonto.
Si una persona no busca la autorrealización es un tonto.

Sócrates se esmeró en demostrar que todos eran tontos porque nadie sabía quién era y por qué estábamos aquí.

Este es el principio de la sabiduría y tú puedes ser sabio, preguntar quién eres y para qué estamos aquí.
Krishna es el sabio y te acercas a Él para ser sabio.

Krishna dice en el Bhagavad Gita: Esta escritura es la más confidencial de todas las escrituras, y ahora Yo te la estoy revelando a ti, las personas que estudian esto se volverán sabios y sus esfuerzos los llevaran a la perfección.

Si estudias el Bhagavad Gita te volverás una persona sabia e inteligente, ya no estarás interesado en todo lo común que hacen las personas. Esto es sumamente importante porque tenemos este cuerpo humano y lo despreciamos, por ello los Vedas nos llaman kripana, que significa miserable. Si no buscas la perfección y sabiduría, eres un miserable, porque tienes todos los medios pero no los aprovechas.

La vida es para que todos nosotros trabajemos felices haciendo lo que nos gusta y ofreciéndole nuestro trabajo al Supremo, ese es el trabajo de los Vedas, conseguir que siempre uno esté feliz.

La actitud ante la vida debe ser una forma de vida, todo el sistema social que tenemos ahora es enfermizo porque queremos cargar nuestras responsabilidades y deberes a los demás.

Jesús nos ha dicho “ocupa tu fe, recurre a tu fe”. Nuestra fe es Krishna. Esto no es dogmatismo sino una ciencia, tenemos fe en la fe.

Como pregunta Srila Sidhar Maharaj: ¿Por qué no dudar de dudar? La gente está dudando de todo. ¿Qué ganas con dudar? El hombre moderno ha dudado de todo, ha querido comprobar todo y el resultado final es desastroso.

Hemos dejado la antigua sabiduría. Si uno investiga un poco encuentra que antes había mucha sabiduría. Los incas, los mapuches, todos los antiguos pueblos, todos ellos tenían mucha sabiduría y muchos pueblos fueron eliminados. Ellos veneraban la naturaleza, el sol, la luna y los elementos y trataban de agradar a los dioses y los mejores agradaban a Dios mismo.

Todo eso existía antes, pero por la influencia de Kali se ha ido perdiendo y ahora somos caprichosos y somos afectados por la modalidad de la pasión.

Hay tres modalidades, la bondad, la pasión e ignorancia y también existe otra modalidad más elevada aun, llamada modalidad de la bondad trascendental.

Los que están dejando este mundo están en la modalidad de la bondad trascendental. Predomina mucho en este mundo la modalidad de la pasión porque los hombres desean disfrutar.

Hay reacción a tanta brutalidad y salvajismo, todo lo que hace el hombre recibe una reacción a sus actos malignos.

No sigamos participando de esto, tomemos una vida sencilla con pensamiento elevado. No pienses que tu trabajo, tu familia, y tu desarrollo económico es todo, esto no es nada. Hemos tenido millones de familias y millones de trabajos, esto es científico es así. Esto no significa que menosprecies a tu familia sino que te preocupes de ella, que trascienda, que no sean televidentes, ni bobos. Las personas de hoy buscan fama, dinero y mujeres, ¿Cuál es el resultado? Es que no estamos felices y no pienses que porque nadie es feliz nadie puede serlo, no. En este mundo se puede ser feliz.

Prabhupada dijo: “No somos hippies somos happy”. El vino a Occidente para que seamos happy y lo consiguió. La felicidad está por allá arriba, no está allí en la complacencia de los sentidos, para llegar arriba hay que elevarse ¿Qué significa esto? Que debes enterrarte en ti mismo, profundizar en ti mismo.

Un sabio mapuche decía para que el árbol se eleve más alto, la raíz debe clavarse más hondo. Entre más investigues a ti mismo, mejor. Convérsale a tu corazón, pregúntale qué quiere, sin dejarte llevar por un libro ni por nada. Conversa contigo mismo, no con tu mente, ni con tus sentidos.

Esa es la Conciencia de Krishna, atender nuestro corazón. Prabhupada dijo: “Esto no es una imposición sobre tu mente”. Estamos atendiendo, estamos brindado la más pura atención porque tú no quieres morir, no quieres sufrir, no quieres estar en la oscuridad.

Algunos dicen: “Tú sirves a Dios sirviendo al hombre”. Pero sirviendo caprichos mundanos no se satisface a Dios. Es más bien como replica Prabhupad diciendo: “Si sirves a Dios sirves al hombre”. Si sirves al hombre no sirves a Dios ya que sirves a un tonto, porque un hombre sabio te dirá sirve a Dios.

Tenemos que ir a algo superior porque tú mismo lo estás pidiendo. Lo que pasa es que no queremos escucharnos.

La sabiduría va unida al corazón, todo el conocimiento de las universidades es frío. En esta sociedad si tú tienes sentimientos eres una persona ridícula, por eso los Hare Krishna son considerados ridículos, pero estamos felices, pues tenemos sabiduría.

Srila Sidhar Maharaj decía: “Somos pensadores prácticos, entréguennos el mundo y lo volveremos una morada de felicidad”. Así son los vaisnavas, son pensadores prácticos.

El Bhagavad Gita resuelve todos nuestros problemas económicos, sociales, personales. Todo te resuelve y te lleva a casa, de vuelta al Supremo.

Srila Atulananda Acarya

Facebook