Poemas

Poema a Srila Harijan Maharaj

0 117

harmA Srila Harijan Maharaj, en conmemoración al dí­a de su regreso al Divino Hogar

Mi saludo a ti, mi mí­stico hermano,
Por Srila Prabhupad, en el Infinito reunidos,
Nacimos en paí­ses lejanos,
Nos relacionaron ideales divinos…

Tú fuiste general de combatientes,
Llevando el estandarte de la victoria,
Te acongojó la humanidad sufriente,
Vestiste el azafrán de la aurora…

Donde tú ibas, iban los cantos,
Donde tú ibas, Krsna pisaba fuerte,
No te compraba el agasajo,
No le temí­as a la muerte…

Tú ibas quebrando el ego,
Tú ibas de humildad acompañado,
Tú eras el amigo verdadero,
Tú eras el regocijo de los sadhus…

Tu andar, era un ataque a maya,
Tu hablar, una bendición divina,
Tu amor, la ignorancia apartaba,
Eras mi codiciada compañí­a…

Sí­, tu amor le habló de pureza a los puros,
Tu amor llenó de ideales al valiente,
Tu amor enseñó, que no hay amor en el mundo,
Tu amor amó al Guru,
Tu amor, fue clara vertiente…

Sí­, tu amor fue un gran amor,
Sí­, tu amor fue el orgullo del bhakti,
Tu amor era sabio, sin decepción,
Tu amor no dejaba, resquebrajarse…

Yo te vi salir con tu bolso con libros,
Para que el fuego del sankirtan se mantuviera,
¡Oh, brahmana vaisnava! ¡sannyasi divino!
¡Oh, si seguir tus pasos pudiera!

Si seguir tus pasos pudiera,
Tendrí­a yo mi corazón tranquilo,
Podrí­a cumplir con Gurudeva,
Podrí­a yo ayudar en tu alivio…

¡Oh, hermano!, ayúdanos a mantener tu fuego encendido,
Ayúdanos a seguir manteniendo tu canto,
Ayúdanos a seguirte en tu triunfal camino,
Ayúdanos tú, ¡que ayudaste tanto…!

¿Podí­a aparecer maya en tu cercaní­a?
¿Podí­a el dolor amargar a los hombres?
¿Hay debilidad que permití­as?
¿Se podí­a contigo, olvidar el Nombre?

¡Ah, los devas codiciaron tu danda!
Cuando llevaste tu prédica de aquí­ a allí­,
Con Gurudev Paramadveti conquistaban,
Postraron sus cabezas, en Navadvip…

Persiguieron el zig zag de Krsna,
Oculto en los senderos de Vrndavan,
Llegaste hasta Su esencia misma,
Y humilde y generoso, la regalabas…

¡Oh, sannyasi! ¡oh, Guru! ¡oh, hermano!
Te llevó El Ladrón a ti, el más deseado,
Nos dejaste unas sonrisas y pensares,
¡Nos quedó tu presencia en los altares…!

Hoy es tu dí­a de todos los dí­as,
Y bendición será vivir en tu recuerdo,
Bendición si puedo yo encontrar tu vida,
Y servir contigo cuando muero…

Su Divina Gracia Srila Bhakti Bhimal Harijan Swami Maharaj ki jay,
A tus pies se postra en este dí­a, éste, tu pobre hermano,
dasanudas,

Atulananda das
Gracias por este honor.