Conferencias

Ser un instrumento de Krishna

0 220

 

Este es un servicio muy lindo, muy valioso. Cuando se acabó el Govinda sufrimos mucho porque iba a parar este programa de domingo, pero felizmente se pudo seguir con él gracias a la madre Bhavani, a Sadhubhusan, Harindu y su esposa, y muchos de ustedes que han estado siempre apoyando y acompañando el programa.

De esa manera Sri Krsna ha sido muy misericordioso, así que felicito a los devotos por esta determinación de mantener estos programas. Ahora es más agradable, pero en invierno es más duro. Pero ya sea con frío o con dijo Suta Goswami, este bhakti yoga es incontenible, es imposible detenerlo. Justamente estamos leyendo unas conversaciones de Srila Prabhupada que se llaman darshan. Darsan es cuando el maestro espiritual se sienta y habla informalmente, en este caso están leyendo El Néctar de la Devocion y Srila Prabhupada lo está comentando.

En un momento él dice que siempre habrán impedimentos en la prédica. Nos cuenta que en Australia las autoridades estaban impidiendo que los devotos hicieran harinam. Había unas autoridades que les cobraban dos mil dólares por darles un permiso, pero Prabhupada les dijo: “¿Para qué van a gastar dos mil dólares? Canten nada más, si los llevan presos, ¿cuál es el problema? Canten no más”.

Así Prabhupada era tremendo. Él no se amedrentaba por nada. Así Krishna tiene distintos planes. Si te mandan a la cárcel es porque Krishna tendrá un plan allí para ti. Haridas Thakur, nuestro maestro del santo nombre, era musulmán y para esa religión él estaba cometiendo un gran delito, porque no podían tolerar que un musulmán estuviera cantando Hare Krishna y por ello lo metieron preso. Los demás presos estaban muy felices porque gran yogui con sus poderes místicos los iba a liberar a todos.

“Algo va a hacer, pues no se quedará aquí preso por mucho tiempo”. Pero cuando a Haridas Thakur lo ingresaron a la prisión, los presos le dijeron: “Su santidad, libéranos; y él les dijo: “Claro que los voy a sacar de aquí, no solamente los voy a sacar de la cárcel sino de la gran cárcel. Todo este universo es una cárcel, y esta cárcel es fabulosa porque aquí está prohibida la televisión, la caca cola, está prohibido Internet, la pornografía, la marihuana, nos sirven la comida a la hora justa, etc. Así que sólo tenemos que llenar los espacios con el santo nombre”.

Así que se pusieron a cantar y los gendarmes se pusieron envidiosos y dijeron: “Estos lo están pasando mejor que nosotros. ¿Cómo es posible que los que estén adentro lo estén pasando mejor que los de afuera? El culpable de esto es Haridas Thakur, así que échenlo, sáquenlo de aquí”.

De esa manera bhakti es incontenible, no puede ser detenido. Cuando Krishna te llama, no puede ser detenido. Las personas que son llamadas por Krishna muchas veces pierden a sus amigos, pierden a sus familiares, pierden su dinero, pierden todo. Así es, pero tú vas a seguir, y los demás podrán decir que estás loco, porque mientras más pierdas, notarán que más feliz estás. Entonces para ellos estás loco. “¡Vaya!, qué veneno será éste que les inyecta Krishna, porque mientras más pierden en este mundo, más sienten el llamado de Krishna”. Eso es lo que está sucediendo en forma automática. Externamente están perdiendo, pero internamente están ganando.

Eso es lo que están experimentando de una forma mística, sin haberlo imaginado. No teníamos grandes planes, solo sobrevivir de alguna manera u otra, quizás formar alguna familia, tener algunos hijos, esos eran nuestros planes, pero derrepente estás cantando Hare Krishna, derrepente estás llegando a la sabiduría misma. Este es el mensaje universal que Krishna no solo enseñó a Arjuna sino también al dios del sol. Así como el Ganges desciende de los planetas superiores para bendecirnos a todos, así mismo lo hace el Bhagavad Gita. La verdad es para todos y nosotros tenemos esta verdad. Esta verdad la estás sintiendo en tu corazón, esta verdad universal se está desarrollando dentro de ti, y tú eres tan afortunado y tan loco, que te estás dejando adueñar por esta verdad, esto es místico.

Sales a cantar porque Krishna te lo obliga a hacer. Como dice Gurudeva Paramadvaiti, “nosotros vivimos en una burbuja”. Es así, estás en el mundo pero no estás en el mundo. Estás en el mundo para ayudar al mundo, éste es nuestro propósito, nuestro deseo. En realidad estamos para ayudarnos a nosotros mismos y para ayudar al mundo.

El que quiere ayudarse a sí mismo también quiere ayudar a los demás. El que no quiere ayudar los demás es porque no sabe cómo ayudarse a sí mismo, porque está todo completamente vinculado, porque lo mejor que nos hace a nosotros mismos es amar, y nosotros sólo podemos amar realmente cuando sentimos el amor de Krishna. Cuando tú sientes el amor de Krishna, ahí te sientes tan amado, que ya no te preocupa si alguien más te ama o no te ama. Es como si tuvieras un pozo de agua y derrepente te regalan una laguna o un lago, o todo el Titicaca que es como un océano. En tal caso, si alguien viniera a adueñarse de tu viejo pozo, no te importaría, porque serías el dueño del Titicaca.

Si estás sintiendo el infinito amor por Krishna, ya no vas a sufrir en realidad. Si alguien no te ama, no vas a sufrir realmente, ni tampoco vas a tener rencor ni nada de eso, solo te vas a compadecer de esa persona porque no está disfrutando de ese mismo amor que tú experimentas. Sólo ese amor puede satisfacer; todo lo demás será insuficiente. Si todos te quieren mucho, aun así es insuficiente. Si tienes muchos familiares y todos te quieren mucho, aún eso será insuficiente, aun así habrá un vacío en tu corazón. Eso no será suficiente. Las personas que son muy afortunadas siempre sienten un vací¬o interior mientras no lo estén llenando con Krishna, con algo espiritual.

“Después de muchos nacimientos y muertes una persona sabia se rinde a Mí”. Ese era el deseo de Srila Prabhupada. Él quería darnos plena satisfacción. Que el universo sea plenamente feliz, que nadie sufra. Ese es el deseo de los devotos, es un sentir muy amoroso y muy bello.

Una vez Srila B. Thakur escribió: “Yo quiero abrazar las ofensas al santo nombre. Voy a abrazar las diez ofensas y voy a morir junto a ellas, para que todos los demás puedan tomar el nombre. Voy a matar las ofensas para que todos tomen el nombre”. Ese era su espíritu, su generosidad tan maravillosa, tan grande. Ese es el espíritu de un vaisnava. Por eso los vaisnavas son tan queridos y cuando nos encontramos con uno de ellos nos roba el corazón.

Decíamos que Krishna nunca nos retira Su protección, Su amistad, Su amparo. Es algo así como que no se cae el techo de la casa, siempre está ahí, si te portas bien o si te portas mal, siempre está ahí, de este modo, ¿si un miserable techo te da protección, cómo Krishna no te la va a dar?

Pero eso no nos autoriza a portarnos mal. Por eso algunos religiosos dicen que Dios te va a castigar, porque mucha gente si ve que Dios es bueno, se aprovecha, pero las personas más avanzadas saben que Dios es bueno y que deben portarse bien. El Señor dice que el devoto va a tener muchos problemas. La Biblia también dice que hasta el más justo cae. Es una ofensa pensar que Dios me va a aceptar todo lo malo que haga. Si piensas de esa manera, todo estará mal. Uno debe preocuparse muchísimo de mejorar en todo aspecto.

En realidad con estas oportunidades que nos da la gracia de Krishna y Sri Radha no deberí¬a existir la depresión, no debería existir el desánimo. Hay muchas oportunidades así que muy felices cantemos Hare Krishna, sirvamos a Krishna.

Ahora les voy a leer unas palabras de Srila Prabhupada, que él dijo el 29 de enero de 1963 en Calcuta:

“Este tipo de pensamiento de que yo me voy a volver Dios, o que yo me declaro Dios es también un concepto material, no es un concepto espiritual”. A los que piensan que son Dios y que se hacen llamar sadhus, personas santas, espirituales, Prabhupada les dice que tienen un concepto material, no espiritual. Supuestamente están hablando de Dios, pero vean, al mismo Dalai Lama lo llevan a la catedral como si el fuese un hombre religioso, pero él mismo dice que no cree en Dios. Entonces, ¿cómo va ser religioso? Pero porque tiene una vestimenta de religioso y porque habla de paz y de amor, piensan que es un religioso, pero él no está hablando de la paz y del amor de Dios, sólo alcanza un nivel mental. Por lo menos uno debe ubicar bien las cosas y analizar qué es espiritual y qué es material. Espiritualmente nadie puede volverse Dios, a excepción de Dios, pero esta persona sin saber quién es Dios, está pensando que él lo es.

Las personas que adoran a una persona que dice ser Dios tienen un concepto tan barato de Él que nosotros no lo aceptamos. Sridhar Maharaj dijo: “Dios mío, líbrame de los milagros, porque somos tan tontos que pensamos que cualquier cosa es un milagro”. Las personas piensan que cualquier cosa es un milagro, y esa es la característica de esta sociedad, donde piensan que incluso lo que hacen los científicos es un gran milagro, pero no es así. . Somos sólo unos tecnócratas materialistas y quedamos muy impresionados con un pc o una cámara fotográfica.

Somos igual que un primitivo que se sorprende ante estos chiches. Ellos hacen trucos igual que un mago. Ellos conocen algunos pocos principios de cómo hacer trucos y de allí sacan varios trucos. De la misma manera, basándose en algunos principios de la naturaleza, los científicos están usando sus maquinitas, pero eso no es nada de milagroso, es algo material, o más bien es el milagro de Dios. Por eso Prabhupada está diciendo que si alguien dice que él es Dios, es un materialista, porque no entiende a Dios, no entiende Su grandeza, ni su propia pequeñez.

De esta manera, no debemos dejarnos confundir por esas personas ni por esas ciencias. En realidad debemos anhelar una vida sencilla, una vida simple. Estamos aquí, en estas ciudades, porque nuestros maestros nos han pedido que prediquemos, pero no es porque estemos encandilados con estas ciudades. Srila Prabhupada en su canción dice: “Algún propósito tendrás al haberme mandado a este lugar tan horrible”.

No es que Prabhupada estaba encandilado por esta sociedad, por los científicos o materialistas, con aquellos que procuran el avance, el progreso material. Es más, le tenemos mucho miedo, mucho temor de estar en ese encandilamiento, de quedar subyugado. Tenemos mucho temor a aburguesarnos. Debemos tener mucho temor de aburguesarnos. Debemos tener mucho temor de ser temerosos.

Así que debemos confiar mucho en Krishna, ese es nuestro heroí¬smo. Un santo o una santa es un héroe, y ustedes ven que las personas santas son los héroes más grandes. Históricamente son los que más han sufrido, han sido martirizados, pero ellos nunca cejaron.

La otra vez leíamos la vida de un santo cristiano que decía que mantener la pureza es un verdadero martirio. Es un martirio tan grande y nosotros tenemos que mantenernos en ese martirio, porque no queremos caer. En realidad, este martirio de llevar una vida pura se presenta o se vive cuando uno tiene asociación con personas materialistas y por eso nos cuidamos mucho de no asociarnos íntimamente con ellas. Sólo nos asociamos con ellas para entregar conciencia de Krishna, para ayudarlas. Por eso tenemos mucho temor de los conceptos que ellos tienen, de sus necesidades, porque es una locura imparable, pues su consumo es muy grande, es imparable, desean comprar todo, no terminan nunca.

Así que hay que tener mucho cuidado. Así son los deseos, empiezan chiquititos y después crecen y cada vez son más grandes y más grandes.Debemos ser muy cuidadosos en nuestro estado actual. Srila Prabhupada dice que nosotros debemos estudiar más a maya que a Krishna, porque nuestro problema ahora es más con maya, nosotros estamos más relacionados con maya que con Krishna.

Tenemos que saber muy bien qué es maya, qué es lo que no tenemos que hacer, qué es inútil, qué es temporal, debemos entender muy profundamente qué es nuestra mente, qué son nuestros sentidos, qué es maya, qué es un sentimiento material y qué es un sentimiento espiritual. Así que no sirve hablar de Krishna tomando alcohol, fumando y haciendo miles de locuras, pero cuando nos acercamos al guru, él te dice qué es maya, y uno queda sorprendido.

De aquellas cosas que pensábamos que eran normales y cotidianas, ahora aprendemos que son maya. Como leer el periódico, ver las noticias, tantas cosas, hasta eso es maya y tú no lo sabí¬as. Uno se cree muy santo. Incluso yo me creía muy santo, lo confieso. Hasta comí¬a carne y me creí¬a santo. Antes no se hablaba de ser vegetariano, pero después me di cuenta y me dije: “Soy un tonto, ¿cómo no lo pensé antes?, es lógico, si yo siento amor por los animales, ¿cuánto más amor no tendrá Dios?”

Así uno se da cuenta qué es maya y qué no lo es. Para ello necesitamos cada vez más luz, para ver a Krishna y entender a Krishna. Así tendremos más luz, queridos amigos. Krishna dice: “Yo te voy a dar más inteligencia”, pero para eso debemos hablar mas de Él.

Tienes que glorificarme y tienes que adorarme, tienes que servirme. Él dice: “Los devotos se están iluminando al hablar acerca de Mí”.Ellos no están estudiando todos los Vedas, no están memorizando muchos slokas ni estudiando teología. Krishna no dice eso, Él dice: “Ellos están conversando y Yo estoy aquí¬ con ellos iluminándolos. El mismo Jesucristo está iluminando. Las grandes personalidades como Narada Muni o Prabhupada están iluminado. Un hindú me dijo una vez: “Cuando tú lees el Ramayana llega Hanuman, él nunca se pierde ninguna parte del Ramayana”. Es algo muy mí¬stico, nosotros estamos acompañados, asistidos. Nosotros no lo sabemos, no nos damos cuenta, pero debemos creerlo, porque Krishna lo está diciendo. Krishna está diciendo: “Con la vista, con la meditación y el tacto, los peces, las tortugas y las aves protegen a sus crías, de la misma manera yo protejo a Mis devotos”.

Dios dice: “Cualquiera que sea Mi devoto puede estar tranquilo, incluso tú, Brahma”. Imagínate, a Brahma, al creador del universo Krishna le dice esto, porque no hay nada seguro en este mundo y en el universo, esto debemos aprender que Krishna nos está protegiendo. El alma es la esposa de Krishna es lo que se entiende, esa es la naturaleza. Se dice que la mujer no debe estar sola pues está en peligro lo mismo el alma, pues Krishna es la única compañía, el verdadero compañero, eso es lo que está declarado.Krishna es el unico amigo del universo.

Debemos aprender estas cosas, Prabhupada estaba diciendo solo si te acercas Krishna te vas a liberar de la ansiedad no hay otra manera. Tenemos a Krishna y queremos darlo a los demás si no tienes a Krishna ¿que tienes? copete, pornografía, decaimiento, o el mejor de los casos el suicidio. Lo más oscuro querer matarse, esa es la realidad de las cosas, si no tienes a Krishna te quieres matar.Solo Krishna es la medicina real esto no es fanatismo porque Krishna es real y porque tu necesitas a Krishna, quizás otros no lo necesitan pero tu si lo necesitas. Los devotos solo desean dar a Krihsna a los demás ya no tienen otro interés, algunos le han llamado locos y que les lavaron el cerebro pero no saben que esta es la meta de la vida, depender de Krishna.

En la medida que se rinden a mi yo les correspondo así que tomemos este osado camino por supuesto no vamos a hacer locuras y creernos que somos grandes devotos, no, debemos ser cuerdos, racionales, juiciosos. Pero también contando siempre con Krishna como nuestro alivio nuestro refugio, como dijo Srila Sidhar Maharaj: nosotros podemos hacer muchas cosas tener muchos planes pero en íºltima instancia todo va a suceder como Krishna quiera y ese es nuestro consuelo, el hombre propone y Dios dispone entonces siempre estamos en manos de Krsna lo quieras o no. Consciente o no y si tu estas en manos de Krishna de forma inconsciente eso no está bien porque vas a querer poner tus caprichos tus planes, esto es un plan de personas inmaduras si somos inmaduros analiza tu deseos, sin Krishna. piensa un poco ¿que te gustaria ser si no fueras un devoto? Analiza, te gustarí¬an puras tonteras.

Nuestra mente nos lleva a ser tontos, nos atonta, nuestros deseos nos atontan por eso debemos luchar y decirle no a nuestros deseos y debemos mantenernos iluminados a través de nuestra inteligencia.

No te dejes guiar por tu gusto déjate guiar por tu inteligencia después tendrás gusto, cuando tengamos un gusto inteligente no hay problemas si tenemos un gusto bobo debemos cuidarnos pues ahí hay problemas. Asi que esa es la realidad que nosotros sabemos, por cada actitud dices no es una ofrenda a Krishna cada vez que dices no a alguna tontería a alguna tentación a algún pensamiento.

Eres todo para mi Mi señor, eso dice Bhaktivinoda Thakur esto es yoga, servicio, deber servirlo esto es nuestro proceso de yoga, el bhakti, el yoga del amor enamorarse de Krishna pasar a ser un instrumento de Krishna, mira que cosa tan hermosa vas a ser un instrumento de Krishna. Krishna mismo te va a mover, antes estábamos siendo movidos por las tres modalidades de la naturaleza material y ahora es Krishna quien nos va a mover. El amor de Krishna, el plan de Krishna, eso es lo que queremos, nosotros, los que estamos aquí, eso es lo que queremos.

La compañía de los sadhus, de los devotos, es fundamental. Krishna no te va a dar Su compañía, ya que Krishna quiere que aprecies la compañía de los devotos, ahí empezarás a sentir la compañía de Krishna. Quien lo desee sin apreciar la compañía de los devotos es un kanista-adhikari.

El devoto más avanzado desea complacer a Krishna, pero no Lo vas a sentir si no amas a los devotos, no solo querer al maestro espiritual, debemos querer a todos los devotos que estan representando a mi maestro espiritual y no solo a ellos sino a todo el mundo, esa es la función saludable del corazón.

Cuando tu corazón se llene de amor, tendrás un corazón saludable. Si no es así, es porque tiene algún tumor llamado envidia, egoísmo, que deben ser extirpados. El bhakti-yoga se encarga de ello. Estas operaciones son muy dolorosas, pero debemos estar dispuestos a sufrir para Krishna. Si buscas amigos, riqueza, sin Krishna, todo será una farsa.

Por lo tanto, el tipo de concepto que afirme que yo me he vuelto uno con Dios, es un engaño, está engañado, él se engaña a sí mismo, y qué decir de engañar a los demás. Uno debe saber que uno es finito y que el Señor es infinito.

Jay, muchas gracias.